El calor que se sabe de memoria de Paula Ortiz

Más de un año después de rodar por desiertos, ciudades y montañas, nuestras tres mujeres ya andan solas. Y es ahora y aquí, justo a pocos días de que salgan a la luz, cuando quiero que recordemos cómo  y de qué forma un equipo de gente regaló todos sus días de aquel verano a esta historia, echando sus horas, todo su compromiso, su arte y su pasión para crear el mundo de Inés, Violeta y Luisa.  Ellas, que eran entonces solo palabra, idea, un aire en nuestra imaginación, fruto de entretejer un gran tapiz de mujeres de las que me hablaron, a las que conocí, otras que leí, otras que imaginé, y que entre todas me evocaron caminos nuevos con sus ideas, y con toda la vida que dejaron tras de sí se hicieron reales gracias a Maribel, a Leticia y Luisa que les dieron carne y hueso, mirada y voz. Y detrás de ellas fue todo un ejército maravilloso  que en la guerra contra todos los elementos cruzó los paisajes para habitar su mundo lleno de papeles pintados, cafés decadentes, máquinas de coser, cajas de botones, frascos con mariposas, peces en bañeras, cortinas traslúcidas, flores en el pelo, pasos en la tierra del yermo, aullido de vientos, luces en la noche tras los cristales empañados de un invernadero, albadas en los campos de trigo, nueces en el suelo, amapolas en las vías del tren y tantas pequeñas maravillas.

A todos los que con cada gesto, cada paso han dado vida a estas tres mujeres hermosas por dentro y por fuera, a todos los que con sus horas de esfuerzo y pasión consiguieron no dejar escapar nuestro pajarito, a todos los que corrían por el páramos, los bosques y los lagos helados para agarrar la poiesis escurridiza, a todos los que han mirado por todas las grietas de su imaginación para hacer que esta historia resonara fuerte y honda, a todos los que, además, creían que merecía la pena… A todos ellos, solo deseo que cada vez que se cuente esta historia sientan que su punzada es fuerte, y que el eco de  tantas mujeres que resuena en De tu ventana a la mía llega. Y  que merecía y merece la pena….

Ahora ya solo queda que a nuestra historia de amor y resistencia, de sueños y angustias, de silencios, conciencias, secretos, pasiones sin límites, llantos ahogados, gritos a la montaña, mariposas que se convierten en larva,  caricias sobre medias francesas, que nuestro cuento acerca de ese calor que se sabe de memoria…, y de ojos asombrados tras una ventana, imaginando otros paisajes…, tenga un bonito viaje. ¡Salud y libertad amigos!

Paula Ortiz

Publicado en Postproducción | 5 comentarios

El sonido en “De tu ventana a la mía”

Fue Don Antoni Gaudí quien dijo que la originalidad es volver al origen, y esta premisa del genio catalán me pareció el mejor punto de partida para comenzar a dibujar la sonoridad de “De tu ventana a la mía”. Tras superar el shock inicial de saberme montador de sonido de la película y paralelamente al trabajo sobre el minucioso sonido directo de Bonmatí (Carlos, espectaculares tus wildtracks multicanal), comenzamos a indagar en los tres ámbitos espacio-temporales que configuran el multiverso de la obra. Sentimos cierto vértigo al ver la tremenda responsabilidad que conllevaría el montaje de sonido de semejante proyecto. Espectacular trabajo actoral, inconmensurable trabajo técnico.

Partimos de los sonidos reales de cada uno de estos lugares, del más puro naturalismo, para componer las atmósferas que habrían de vestirlos. Sociedades ornitológicas de todo Aragón, el Instituto Meteorológico Nacional o archivos sonoros de varias décadas del siglo XX; fueron algunas de las fuentes en las que buceamos para encontrar los elementos con los que habríamos de jugar. Rastreamos de arriba abajo tanto Internet como nuestra sonoteca, y después de compilarlos y clasificarlos, empezamos a pensar en como se debería manejar todo aquel material. Pero pronto nos dimos cuenta de que necesitaríamos algo más que sonidos reales, por mucho que los reordenáramos, editásemos o combináramos para plasmar el espíritu de la película. “De tu ventana a la mía” es un cuento moderno, es art nouveau, es realismo mágico, a veces una infinita catedral gótica, a veces una pequeña ermita invadida por la vegetación; pero siempre es poesía. Necesitábamos encontrar el material con el que se teje la poesía.

De la mano de Paula, empezamos a asomarnos al cronotopo del idilio, y en aquellos visionados y conversaciones; comenzamos a imbuirnos del espíritu, el mensaje, la ética y la estética de éste trabajo. Comprendiendo los tres mundos, las tres almas y los tres tiempos; elaboramos un código basado en encuentros y afinidades, un léxico y una sintaxis con los que comunicar y comunicarnos, un sistema basado en símbolos, dualidades, equilibrios y en relaciones interdependientes. La diégesis, la exégesis, lo atávico y lo rupturista, lo ctónico, lo telúrico y lo uránico, lo místico y lo mundano, lo críptico y lo revelado.

Tanto yo, como la gente con la que he tenido la suerte de trabajar, Jandro y Rafa (sin vuestro arte, constancia y esfuerzo; sencillamente hubiera sido imposible), comenzamos a hablar y pensar. Ana, como siempre, te sentí cerca. Como siempre hiciste que todo fluyese, que lo adverso se convirtiese en propicio. Como siempre, te lo agradezco.

De la hipnagogia, pasé a esa fase de la que siempre habla mi maestro, (Pela, tú siempre ves lo que nadie oye): el momento en el que empiezas a soñar con la película. Y las soluciones comenzaron a llegar: mediante técnicas e instrumentos, muchas veces inéditos en nuestra habitual forma de trabajo, se nos abrieron las puertas de la taumaturgia buscada. Encontramos la manera de congelar el tiempo, sonorizar los recuerdos y hacer gritar al silencio. Expusimos nuestras ideas y abordamos el montaje. Gracias Javi por estar siempre con nosotros, por tener todo siempre en la cabeza, por tu inteligencia y tu sensibilidad (y por atar una cuerdecita al tobillo de Paula y otra al mío, y evitar que en ocasiones saliésemos volando…).

Todo empezó a crecer y a crecer, a mutar. Nuestra metamorfosis ya estaba en marcha. Durante semanas experimentamos y procurábamos que cada sesión de trabajo deviniera en un hallazgo. El foley de Álex y Toni, nos dio el detalle, el tacto y la fisicidad que necesitábamos en cada momento; completó nuestra arquitectura, la definió.

Respecto al tratamiento de la música, decir que se pretendió la completa simbiosis con el resto de sonidos. Tratamos de generar un único tejido, en el que no se acierte a ver dónde están los límites entre montaje y partitura. Y conseguir esta aproximación no ha sido nada fácil, pero finalmente el resultado está siendo sumamente satisfactorio.

Pasamos mucho tiempo sumando y sumando, incluso a veces multiplicando; pero llegó un momento en el cual vimos necesario invertir el sentido de nuestro trabajo. Si bien la complejidad y el barroquismo son facetas idiosincrásicas de la película, nos dimos cuenta de que había llegado el momento en el que no había mejor manera de continuar sumando que comenzando a restar. Muchas secuencias adquirieron un nuevo sentido, despejando la jungla que nos envolvía descubrimos nuevas sendas por las que transitar. Y ese proceso que afrontamos en el último tercio del montaje, Nacho ya en mezclas será quién lo culminará. Ha sabido comprender la película y está respetando nuestra filosofía, y por lo que he podido ver, está llevando a una nueva esfera nuestro sonido. Su visión serena y su experiencia acabarán de matizar nuestro trabajo.

Durante este tiempo, a pesar de las tribulaciones y del esfuerzo, he sido inmensamente feliz. Mis expectativas se han visto totalmente superadas. He tenido el privilegio de que sea de Paula Ortiz la primera película que firmo como jefe de equipo. Me abrió las puertas de su mundo y me invitó a formar parte de él. Hemos tocado cielos y cienos juntos, cuestión que nos sirvió para encontrarnos en una maravillosa comunión. Gracias por tu brillantez, tu imaginación y tu valor. Espero seguir compartiendo placenta contigo por muchos años.

Ya son pocos los días que nos queda para concluir la postproducción de sonido; pero yo no quiero que se acabe. Tras la premezclas en La Bocina (esa pequeña e irreductible aldea gala), iremos a terminar la película a Belagua. ¿Y después? Cogeré una amapola y la oleré.

De este sueño no me quiero despertar.

Iñaki Sánchez

Publicado en Doblaje, Postproducción | 1 comentario

El Doblaje y nuestros actores: del rodaje al atril

Todos los actores que han participado en “De tu ventana a la mía” se han volcado en esta gran historia hasta el último momento. Y dentro del proceso creativo de las actrices y los actores, se encuentra el trabajo de doblaje: voces en off, sonidos como la respiración y los gestos, tan personales y tan propios de cada actor y de cada personaje … Junto a sus diálogos, grabados en rodaje por el gran sonidista Carlos Bonmatí, se incorporan sus gestos, susurros, voces fuera de plano y otros elementos que se añaden al montaje sonoro para darle más fuerza y profundidad a sus ya espléndidas interpretaciones.

Desde aquí, la directora, Paula Ortiz, y el equipo de producción, queremos agradecer a todos ellos su maestría, no sólo desde el rodaje sino también desde el atril. Maribel Verdú, Leticia Dolera, Luisa Gavasa, Carlos Álvarez-NóvoaRoberto Álamo, Fran PereaÁlex Angulo, Pablo Rivero y Cristina Rota, hicieron un hueco en sus agendas para acercarse a La Bocina y trabajar con Iñaki y Paula en los sonidos más difíciles y delicados de sus personajes.

A pesar de estar involucrados en sus actuales proyectos profesionales, todos ellos hicieron el esfuerzo de volver a dar vida a sus personajes en “De tu ventana a la mía”. De hecho, Maribel Verdú, se encontraba rodando en esos momentos una nueva versión de Blancanieves; Leticia Dolera, inmersa en pleno rodaje de Rec Génesis, o Carlos Álvarez Novoa, que recientemente ha recibido el Premio al Mejor Actor en el Festival de Cine de Moscú. Muchos de ellos, como Roberto Álamo, estrenarán pronto, en el próximo otoño, sus nuevos proyectos de cine. Gracias de nuevo a todos por dar lo mejor de vosotros mismos, desde el inicio hasta el final de este largo proyecto. En cuerpo, alma y voz.

Publicado en Doblaje, Postproducción | Deja un comentario

La Bocina: la creación sonora de tres mundos

La creación del universo sonoro de una película es uno de los grandes desconocidos del proceso creativo, a pesar de ser una de las fases más apasionantes y más complejas de la producción de cine. La postproducción de sonido se inicia con el montaje de sonido, desde el trabajo sobre el sonido directo (diálogos, sonidos, ambientes) hasta la incorporación de nuevos sonidos. Además, hay que incluir los foleys, los doblajes y las mezclas. La reconstrucción sonora de los tres mundos de la película ha exigido un inmenso trabajo, pues la directora quería que cada una de las vidas de nuestras tres protagonistas se rodeara de un universo sonoro completamente diferente, y a la vez tremendamente envolvente: la atmósfera de Inés, con los vientos y las montañas; la de Violeta, con agua, la vida en la naturaleza y delfines; mientras que la de Luisa, se ubicaba en los sonidos más urbanos y contemporáneos.

Iñaki Sánchez, montador de sonido y sus dos ayudantes, Jandro López y Rafa Paniagua, han sido los responsables de que hasta el último detalle del proceso de sonorización de la película sea absolutamente impecable. El trabajo de montaje ha sido de una riqueza y una complejidad poco habitual en el cine español. Iñaki ha realizado un fantástico trabajo de narración sonora, haciendo que las atmósferas y los efectos sonoros se convirtieran en parte esencial del relato de las vidas de estas tres mujeres, de sus mundos vitales y sus dramas interiores. Por su parte, Pelayo Gutiérrez, un profesional del sonido con una premiada y reconocida trayectoria en el cine español, ha supervisado el proceso hasta su fase final. Un trabajo espectacular en el que el equipo de La Bocina al completo ha puesto todo su cariño, convirtiéndose en parte de la familia de esta película y en una extensión más de Amapola Films.

Sesión de trabajo en La Bocina

Además del enorme trabajo de montaje de sonido, la película ha exigido un enorme esfuerzo en el apartado de los foleys, los efectos sonoros recreados en estudio. La directora, Paula Ortiz, nos contaba cómo gracias al trabajo de Álex F. Capilla y los antes mencionados, se conseguían sonidos tan específicos como el de las espigas, más verdes y más maduras, cómo se fabricaba el sonido de las pisadas, del viento y las aguas … y todo ello en mayor o menor intensidad y forma, con una riqueza de matices sonoros realmente extraordinaria.

Sonido en De tu ventana a la mía en La Bocina

Las mezclas corrieron a cargo de Nacho Royo, quien llevó a cabo un delicado trabajo de volúmenes y mezclas, en una fase a la que dedicaremos otro post. Todos estos procesos técnicos y artísticos han sido coordinados, hasta el último detalle, por Ana Belén, una pieza fundamental para que funcione todo el engranaje de ese gran equipo profesional y humano que es La Bocina. Todos los que formamos “De tu ventana a la mía” queremos agradecer a Iñaki, a Pelayo y Nacho, y a Ana, así como todos los que han participado en esta fase, su enorme implicación para hacer de esta película una joya sonora, un fascinante universo de sonidos, que todos podremos disfrutar en la gran pantalla.

Fotos gentileza de Rafa Paniagua.
http://www.labocina.es/

Publicado en Postproducción | Deja un comentario

Tres universos de color: sesiones de etalonaje en VooDoo

El laboratorio digital VooDoo Films ha sido el encargado de recrear, a partir del trabajo del director de fotografía, Migue Amoedo, los tres universos cromáticos distintos para nuestras tres protagonistas. En toda narración audiovisual el color es muy importante, pero en esta gran historia, compuesta por tres mundos tan diferentes, donde la parte visual y estética ha sido cuidada al máximo, todavía lo ha sido más.

Paula Ortiz, Migue Amoedo y Victor Poch en una de las sesiones de trabajo

Paula Ortiz, Migue Amoedo y Víctor Poch en una de las sesiones de etalonaje en VooDoo Films

La directora de cine, Paula Ortiz, junto al director de foto Migue Amoedo y el diseñador visual Jesús Bosqued, diseñaron una historia con tres universos cromáticos de color, luz y texturas bien distintos. Se trataba de marcar cada época con una estética específica, y a partir de ahí, el reconocido colorista y etalonador digital, Víctor Poch, ha llevado a cabo un enorme trabajo de tratamiento plano a plano de toda la película.

Trabajando sobre uno de los planos de la historia de Inés con su protagonista, Maribel Verdú

Trabajando sobre la historia de Inés con su protagonista, Maribel Verdú, en plano

Hemos contado nuevamente con los mejores profesionales. El mencionado colorista Víctor Poch, y Alberto Esteban, coordinador del laboratorio digital VooDoo, han sido las personas que se han encargado de orquestar todo este laborioso y complejo proceso de etalonaje digital. Para ello han trabajado con un material tan avanzado como el Baselight y con un proceso innovador, tratando las imágenes digitales por procesos logarítmicos. Queremos destacar este minucioso trabajo, en cada plano y cada detalle de lo que veremos en la gran pantalla.

Sesión de trabajo de etalonado sobre el plano protagonizado por Maribel Verdú

Paula y Víctor en acción, cuidando cada detalle

Lógicamente el color “habla”, nos proporciona una información muy valiosa del estado anímico de los personajes y de lo que está pasando. El personaje de Leticia Dolera, Violeta, comienza en unos colores muy cálidos para terminar en colores fríos, narrando el color su estado, y la continua metamorfosis por la que ésta evoluciona, pasando de larva a crisálida y después a mariposa. Cada color se ha asociado únicamente a determinados momentos, utilizándolo como una unidad de lenguaje. Por ejemplo, el rojo asociado a la flor de la amapola, a los panfletos reivindicativos, y al ovillo de lana que une y entreteje las historias de nuestras tres protagonistas.

Aprovechamos este post para agradecer a Víctor y Alberto, así como a todo el equipo de VooDoo Films, su implicación personal en el proyecto, su profesionalidad y la enorme calidad del trabajo realizado.

Publicado en Postproducción | Deja un comentario

Carmen París. Un hilo rojo de voz.

La Directora, Paula Ortiz, quería en la Banda sonora de la película una voz femenina con una personalidad fuerte, de raíces hondas, mítica. Y desde el inicio del proyecto había soñado con la voz de la aragonesa Carmen París para teñir de tierra y de viento las imágenes de la película. Inmediatamente la reconocida cantante se mostró entusiasmada con el proyecto y puso todo su genio al servicio de esa voz soñada por Paula.

Desde el mismo momento en que Carmen París pasó a formar parte de esta película, se convirtió en alma y en un personaje más del universo que retrata De tu ventana a la mía. Su voz forma ya parte de la esencia de esta historia, y el resultado final no habría sido lo mismo sin la energía que transmite en su trabajo. Con ella hemos tenido el privilegio de contar para dos colaboraciones que implican dos momentos fundamentales de la película. Desde el mismo instante en que empezó a poner voz  a las imágenes, entendimos por qué esta cantante de profundas raíces aragonesas es una de las mayores artistas del panorama musical actual.

La primera sesión se llevó a cabo en el Estudio Reno. Allí se grabaron las voces con las que comienza la película, voces corales que se alzan sobre la banda sonora en distintos momentos de la historia, y continúan en una secuencia culminante para las tres protagonistas. Todo esto grabado con la ayuda de los excelentes técnicos de sonido Karim y Luca.

La otra parte se grabó en los Estudios Infinity. Allí se realizó la versión de la canción “Yo vengo a ofrecer mi corazón”, escrita por Fito Páez. El piano de Coco Fernández, uruguayo afincado de Zaragoza, acompañó elegantemente la desgarrada voz de Carmen. En este caso fueron piezas clave los fantásticos técnicos de sonido Pablo y Pedro Baselga, que conocían muy bien la forma de trabajar de Carmen, pues fue en ese mismo estudio donde la cantante grabó su primer disco “Pa’ mi genio”.

Aprovechamos para agradecer a los técnicos de Estudio Reno y Estudios Infinity su implicación creativa y su colaboración para hacer que ambas sesiones ofrecieran un resultado técnico impecable, y un estupendo ambiente de trabajo.

Ambas grabaciones fluyeron con facilidad dada la gran implicación de Carmen París, que desde el primer momento se dejó impregnar por el espíritu de la película y le dio alas con la fuerza, la emoción y el carácter propio de su voz. Los resultados de las grabaciones se enviaron a Londres para finalmente llevar a cabo las mezclas en el Air Studio. Ninguna de estas dos grabaciones habría sido posible sin la ayuda y mediación del músico y manager de la artista, Miguel Pantaleón. Desde aquí le agradecemos nuevamente su entrega y apoyo, pues contar con la participación de Carmen ha sido todo un privilegio para Paula, la Directora, y para todo el equipo que forma De tu ventana a la mía.

Estudios Reno

Estudios Infinity

Publicado en Postproducción | Deja un comentario

Grabación de la banda sonora en el mítico AIR Studios de Londres.

No era fácil crear una banda sonora para “De tu ventana a la mía”, un fascinante mundo visual para el que la Directora, Paula Ortiz, ha diseñado un precioso tapiz de atmósferas, colores y sonidos. Como hemos comentado en este blog, el músico Avshalom Caspi, residente en Londres, ha logrado hacer realidad esa música. Además, su Productora Artístico Musical, Clarissa Farran, ha hecho un enorme trabajo para hacer posible un sueño: grabar esa banda sonora en el legendario AIR Studios de Londres. Fundado por el músico y orquestador George Martin (conocido como el Quinto Beatle por haber producido casi todos los álbumes del mítico grupo),  se trata de un sitio de gran interés arquitectónico e histórico, y uno de los estudios más importantes del mundo en el campo de la música para cine. Aprovechamos este espacio para agradecer a Clarissa y Avshalom su enorme esfuerzo para que todo el equipo creativo de este estudio londinense se involucrara en este proyecto, consiguiendo que la música de una película tan cuidada como “De tu ventana a la mía” pudiera grabarse en este lugar excepcional.

Diseñado en 1880 por el gran arquitecto Alfred Waterhouse, autor del Museo de Historia Natural, el AIR Studios originalmente fue una iglesia misionera y la escuela Lyndhurst Hall, y allí se han grabado innumerables bandas sonoras, algunas de las últimas “La Piel que Habito”, “Cisne negro”, “Piratas del Caribe”, “Origen” o “El señor de los anillos”. Se trata actualmente de un estudio de referencia para la industria cinematográfica y musical a nivel mundial.

Más de treinta músicos, uno de ellos el concertino Rolf Wilson, junto a la cantante Clara Sanabras y el ingeniero de sonido Jake Jackson, conforman el equipo de lujo perfectamente coordinado bajo la batuta de los músicos Avshalom Caspi y Clarissa Farran. Avshalom, como compositor y director de ese impresionante plantel de intérpretes, y Clarissa, al mando de la producción musical de la BSO, han conseguido un resultado que no podía ser más impresionante: sonidos de violines y violas, arpa, piano, guitarras y voces en total armonía, casando la música y los fotogramas con una belleza a veces desnuda y sencilla, y otras grandiosa y solemne.

La Directora de la película, Paula Ortiz, y el Diseñador de Producción, Jesús Bosqued, se desplazaron a Londres para supervisar el proceso de grabación y trabajar directamente con los músicos el resultado final de la Banda Sonora. No queremos terminar sin agradecer de nuevo a Clarissa y a Avshalom, al equipo de Hilary Skewes, a los técnicos de Air Studios, y a todos los intérpretes, que hayan hecho posible este sueño para una película de pequeño presupuesto, pero que ha crecido siempre desde la pasión y el entusiasmo de todos sus creadores.

http://www.airstudios.com/

Publicado en Postproducción | Deja un comentario

De tu Ventana a la Mía continúa su andadura internacional en el Festival de Cannes

El equipo de la productora aragonesa Amapola Films, junto con la directora Paula Ortiz, se trasladaron al Festival de Cine de Cannes, para iniciar los contactos de cara a la futura distribución internacional de la película “De tu ventana a la mía”. El largometraje, que cuenta con un sólido apoyo de las instituciones y de la televisión aragonesa, está en pleno proceso de postproducción, y se estrenará el próximo otoño.

La directora y los productores de la película, Kike Mora y Raúl García, han mantenido numerosas reuniones con las Agencias de Ventas más importantes del mercado internacional. Todas ellas se han mostrado muy interesadas en la película, y desde Amapola Films esperan cerrar un acuerdo en próximas fechas. Según los productores, los mercados cinematográficos están atravesando una situación muy delicada y el modelo de distribución está cambiando rápidamente, pero el viaje ha resultado extremadamente positivo y la película ha acaparado la atención de numerosos distribuidores en este Festival de Cannes. No en vano, se trata de un Festival siempre interesado en descubrir nuevos talentos, y el proyecto ha resultado enormemente atractivo para las Agencias de Ventas más relevantes del panorama actual. La película está generando una gran expectación de cara a su lanzamiento en el próximo otoño, tanto a nivel nacional como en el mercado y los festivales internacionales.

Tanto la directora, Paula Ortiz, como la productora Amapola Films, quieren agradecer expresamente el apoyo que Viajes Orienta está dando al lanzamiento de la película en el panorama internacional, patrocinando los viajes del equipo de la película a Festivales como Berlín o Cannes, y convirtiéndose en la agencia oficial de la película. La participación de Orienta en un proyecto tan ambicioso como “De tu ventana a la mía”, nacido del talento aragonés, certifica una vez más el compromiso de la Agencia con los jóvenes emprendedores que buscan llevar la creatividad de nuestra tierra a los foros más relevantes del panorama internacional. También se contó con el apoyo del Grupo Casa Ciudad de Automoción que colaboró en el transporte de todo el equipo.

Viajes Orienta.

Grupo Casa Ciudad de Automoción.

Publicado en Postproducción | Deja un comentario

UNA BANDA SONORA PARA UN TAPIZ DE HISTORIAS

Paula Ortiz, Avshalom Caspi, Clarissa Farran.

Paula Ortiz acaba de regresar de Londres, donde se ha reunido con los músicos Avshalom Caspi y Clarissa Farrán, encargados del score de la película De tu ventana a la mía (Avshalom componiendo y Clarissa al mando de la producción musical de la BSO). Durante casi una semana, Paula ha estado trabajando con ellos en la composiciones creadas por Avshalom para su ópera prima. Piezas cuidadosamente compuestas que hablan en el mismo lenguaje que la película: delicadas, misteriosas y llenas de fuerza.

Avshalom Caspi trabajando en la banda sonora de la película.

Avshalom y Clarissa, dos jóvenes músicos con una enorme proyección de futuro, han trabajado con grandes compositores como Alberto Iglesias, Jocelyn Pook y Zbigniew Preisner, y tienen una amplia experiencia en teatro, televisión y cine. Participaron en la orquestación y la producción de películas tan conocidas como Hable con ella, de Pedro Almodóvar, o Lucía y el sexo y Caótica Ana, de Julio Médem. Fuera de nuestras fronteras destacan, entre otros, muchos trabajos para cine, como El diario secreto de Anne Lister, de James Kent, en la que han firmado la banda sonora original, así como numerosos trabajos para la BBC y colaboraciones discográficas con artistas como David Gilmour, Snow Patrol, Block Party y Doves.

Mimando cada nota musical.

De raíces españolas e inglesas, Clarissa Farran siempre se ha sentido muy cercana a la música de jazz y la música española, mientras que Avshalom Caspi aporta grandes conocimientos de la música orquestal, vocal y electrónica. Se trata de dos músicos que, aun estando muy vinculados al cine y la música española, beben de fuentes muy diversas, creando así un tapiz perfecto para el universo sonoro de una película como De tu ventana a la mía.

Secuencia, imagen, música, sensación por sensación.

La música es un elemento muy importante en esta gran historia de personajes, vivencias y épocas entrecruzadas, que encuentran en la armonía sonora un hilo conductor más allá del tiempo y el espacio. Por eso la elección de los músicos y el trabajo con ellos está siendo tan satisfactorio. De hecho, la música es otro narrador más, es otra de las protagonistas que, sin duda, va a acompañar de la mano a los actores en cada escena como partitura viva de la acción.

Website de Clarissa Farran

Website de Avshalom Caspi

Publicado en Postproducción | Deja un comentario

Cierre de montaje … y ya en marcha la postproducción.

La espera ha sido larga pero finalmente, tenemos buenas noticias. El montaje de la película está prácticamente acabado. Sabíamos que una película como De tu ventana a la mía exigiría un montaje más largo y complejo de lo habitual. Entretejer los hilos y las vidas de estas tres mujeres, a partir del maravilloso guión original, ha exigido un trabajo laborioso, extenso y muy meticuloso. Más aún con una directora como Paula Ortiz, tan exigente, cuidadosa y atenta al más mínimo detalle en cada fase del proceso. Paula había conseguido un material fascinante del rodaje, y la buena noticia es que ha salido de la Sala de Montaje con un trabajo impresionante y a la altura de lo esperado. La espera ha sido larga pero, sin duda, ha merecido la pena.

Fase de montaje

A la luz del resultado, De tu ventana a la mía es una película fascinante, grande, impactante. Una historia apasionante, en diferentes épocas, que mezcla la épica de las luchas y los amores de estas mujeres, con un trabajo de dirección y montaje preciosista, cuyo proceso ha sido especialmente complejo. Ahora sabemos que el maravilloso tapiz de los tres mundos que unen a nuestras protagonistas ha sido todo un éxito. Ya podemos decir que Inés, Violeta y Luisa caminan de la mano aún en diferentes planos de espacio y tiempo, sumergiéndonos en sus historias de amor y sus luchas por vivir la vida que siempre soñaron.

Fase de efectos

Por otro lado, la empresa zaragozana Entropy, especialista en efectos visuales en 3D de reconocido prestigio internacional, ya está trabajando en los efectos especiales de la película. No desvelaremos las escenas en las que nos regalan la vista con tales efectos, pues su mayor logro es la naturalidad y el realismo con el que están logrando dar verdad a los elementos con los que juegan.

Diseño Gráfico

También se ha avanzado mucho en el trabajo de diseño gráfico del cartel de la película. El trabajo de ilustrador, diseñador gráfico y pintor Jesús Bosqued resume y potencia a la perfección el concepto de este largometraje, sugiriendo todo aquello que su guionista y directora, Paula Ortiz, quiere contar en De tu ventana a la mía.

Publicado en Postproducción | Deja un comentario